jueves, 4 de abril de 2013

Por fin me lanzo!

Mis amigas llevan ya bastante tiempo diciéndome que por qué no escribo un blog hablando de cocina, dando recetas sencillas, dando los trucos que yo uso para las cenas improvisadas, y para las no tan improvisadas, para reciclar esas sobras que hay en la nevera y que no quiero tirar
Pues hoy, después de una cena que tuvimos ayer en la que me preguntaron cómo había hecho las endibias que tomamos de segundo plato, me he lanzado y aquí estoy.

Voy a empezar publicando la receta de las endibias que me pidieron ayer y la foto de una tabla de quesos y fiambre de los Alpes que puede dar alguna idea.

Entre los distingos tipos de fiambre he puesto pepinillos que allí se toman con el fiambre. También con salsa de rábano picante, que está en uno de los cuencos pequeños entre el queso y el fiambre. El otro tiene una mermelada de higo y jengibre para el queso.



Endibias al horno gratinadas
Ingredientes: endibias según el número de personas, tomates, aceite de oliva, jamón de york y/o pavo, queso rallado, sal, pimienta.

Hacer las endibias al vapor enteras, dejarlas enfriar un poco y cortarlas por la mitad a lo largo. Envolverlas con jamón de york o con pavo. Yo ayer usé los dos porque tenía uno poco de las dos cosas en la nevera. A mí me gusta ser un poco "anárquica" en la cocina, es decir, no ser exacta en todo, dejarte guiar por tu intuición y usar lo que tienes. Puedes poner jamón serrano, por ejemplo, si es lo que usas normalmente y tienes en la nevera
Colocas estos "rollitos" en una fuente de horno, bonita porque luego usaremos la misma fuente para servirlas, previamente untada con un poco de aceite de oliva. Una vez completa la fuente, colocas entre endibia y endibia, rodajas de tomate natural. Si está maduro, mejor y si es abundante, mejor porque el jugo que va a soltar el tomate es lo que nos sirve para que quede jugoso el plato. Pones tomate también por los bordes. Tiene que quedar bonito. Espolvoreas con sal y pimienta y un chorrito fino de aceite. Cubres con queso rallado y tapas con papel de plata. Horneas a unos 200º durante 20-25 minutos y luego quitas el papel de plata y lo pones a gratinar hasta que esté dorado por encima.
El queso que usé ayer no era Parmesano. Era un queso normal, no recuerdo el nombre o marca, que se había quedado ya un poco duro. Lo rallé y es lo que usé. Nunca tiro los quesos que van sobrando: la corteza del parmesano, una vez limpia, la pongo en la sopa de verduras que se ablanda y está buenísima. Los quesos que se quedan ya un poco viejos, los mezclo con un poco de leche y los derrito y hago  una crema que sirve para añadir a una bechamel o para una pasta. Los quesos duros los rallo y los utilizo para gratinar.
Serví las endibias con unos calabacines cortados en dados pequeños y rehogados con un poco de aceite y ajo.  

7 comentarios:

  1. que ilusion!! inagurar tu blog. no lo habia hecho en mi vida.
    espero que tengas mucho exito y seguidores.
    la receta, BUENISIMA.
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Tia Lau!!! Enhorabuena!! por fin te lanzas!!!!!! un beso enorme!! :)

    ResponderEliminar
  3. Bueno, bueno voy a ser una de tus mas grandes seguidoras!! eso seguro!! Me alegro mogollon. Un beso muy gordo!! :)

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, me parece muy bien y una gran idea. Pero, ante todo, no des todos, todos tus secretos.... que luego todo se sabe!! :) un beso

    ResponderEliminar
  5. Lau me encanta el blog!!!Una idea genial!Enhorabuena!

    ResponderEliminar